Los temidos pantallazos azules son la máscara que Windows se pone para decirnos que algo va mal.

Aparentemente incomprensibles, estos mensajes contienen información útil para resolver los conflictos de hardware y software que aquejan al sistema.Una vez identificado el problema, podrás ponerte manos a la obra para resolverlo. Así, la próxima vez que veas un pantallazo azul, ya no te sentirás tan indefenso como antes.

Anatomía de un pantallazo azul

Leer los pantallazos azules sólo es posible si el sistema no se reinicia automáticamente tras un error, para evitarlo, necesitas desactivar el reinicio automático.

Los pantallazos azules tienen siempre la misma estructura: se notifica la ocurrencia de un problema, el archivo implicado, el mensaje de error o parada y, tras algunas recomendaciones genéricas, se muestra cierta información técnica difícil de descifrar.

Los datos realmente interesantes son los 2 primeros: el archivo y el error. En la mayoría de ocasiones se trata de controladores de hardware o conflictos entre programas. Los códigos que siguen a la palabra STOP también son útiles.

Unmuntable boot device: Indica un error en el sistema de ficheros del disco duro, bien por archivos de sistema dañados, bien por algún error físico.

Page fault in non page area: Cuando Windows no encuentra los datos que buscaba en la memoria, este error aparece inexorablemente. Incompatibilidades entre programas.

Critical object termination: Algunos procesos importantes han terminado de forma inesperada o han sido cerrados. Lo más recomendable es reiniciar en modo seguro e investigar qué servicio ha fallado o si hay malware actuando libremente.

Utilidades para interpretar los pantallazos azules

Hay un par de herramientas forenses que son de gran ayuda para descubrir lo que hay detrás de los PA.

Además de señalar la fecha y hora del error, resume todos los valores importantes en una tabla exportable: direcciones de memoria, módulos y controladores implicados, así como datos sobre los mismos.

 

 

Written by cadiz-virtual