Hoy en día estamos más conectados que nunca. Los teléfonos móviles están reemplazando los teléfonos en los hogares a una velocidad récord y con sus nuevas funciones, ahora tenemos un aparato con nosotros que nos provee conectividad instantánea ya sea por e-mail, mensajes de texto o tener una simple conversación que rápidamente se está volviendo obsoleto.

Estas conectividad constante está cambiando nuestro comportamiento al punto que nuestra habilidad de enfocarnos en una tarea importante como conducir un vehículo está amenazada por la urgencia de responder a estos mensajes. Según los científicos, el estímulo de recibir y responder a estas rachas de información provoca excitación en nuestro cerebro al punto de emitir dopamina, un neurotransmisor asociado con nuestro sistema de placer y recompensas que puede ser adictivo.

Después de acostumbrarse a estos estímulos, los buscamos constantemente y cuando no los tenemos por consecuencia, nos sentimos aburridos. Evolucionariamente, estamos en desventaja por lo que tenemos que buscar maneras de lidiar con este problema que está costando miles de vidas anualmente.

Mandar y recibir mensajes de texto mientras manejamos no parece ser nada dañino a simple vista pero las estadísticas muestran lo contrario.

Si tienes un teléfono inteligente, hay varias aplicaciones que puedes utilizar para sentirte conectado y a no tener que estar manipulando el teléfono mientras conduces.

Los adolescentes están en una categoría propia ya que utilizan los mensajes de texto más que nadie.

Si no tienes un teléfono inteligente, al manejar lo pongas en modo silencio y fuera de tu vista ya que cuando te llega un mensaje de texto normalmente se enciende una luz y va a despertar tu curiosidad. Este simple acto te puede salvar la vida y también la de otras personas en la carretera.

 

Written by cadiz-virtual