nace

Repasemos un poco de historia: Cuba sufre un embargo de Estados Unidos desde el año 1962. Desde entonces hay cosas que son especialmente difíciles de conseguir, mientras que otras directamente no pueden ser llevadas a la isla. Una de ellas es Windows. Irónicamente, el gigante de Redmond domina actualmente el mercado de sistemas operativos, pero no puede introducir ni una sola copia legal en la isla, y aquellas que han logrado entrar lo han hecho por métodos no muy ortodoxos. En un caso normal, si un cubano o una cubana desea una copia de Windows, tiene que piratearla.

En una maniobra para defender su soberanía a nivel digital, el gobierno cubano ha estado buscando la forma de darle la espalda a Windows. Esta forma se ha manifestado en la creación de Nova, un sistema operativo basado en Linux. El líder de este proyecto se llama Angel Goñi, un joven ingeniero de

24 años. El ingeniero explicó que Nova fue diseñado de acuerdo a la situación que posee la isla en relación con su parque tecnológico. Debido al bloqueo americano, los habitantes de la isla se vieron privados de los últimos avances tecnológicos.

Cuba aún posee ordenadores funcionales considerados como verdaderas piezas de museo en otros países, por lo que Nova fue pensado para mantener funcionando a dichos sistemas, además de poder instalarse en ordenadores más modernos. Esto no es otra cosa que una excelente prueba más para demostrar la gran afinidad que tiene Linux con hardware que posea algunos años encima.

Además de defender su soberanía, el gobierno cubano ha expresado su interés en proteger la seguridad nacional.

Linux, al ser de libre acceso y modificable por cualquiera que lo desee, no posee estos riesgos.

 

Written by cadiz-virtual