La buena memoria es principio de la sabiduría.

Algo que ha permitido el desarrollo de la Web Social es la posibilidad de poder almacenar gran cantidad de información en Internet, o lo que ahora se ha tildado por llamar la Nube. Y efectivamente podemos subir una gran variedad de archivos digitales a lo que se ha denominado Discos duros virtuales los cuales tienen por principales características:

Alto nivel de almacenamiento en la web disponible para cualquier usuario a modo de servicio.

Acceso a una gran variedad de archivos en cualquier lugar con conexión a Internet y desde cualquier dispositivo.

Diversas fórmulas para compartir y gestionar los archivos.

Qué cambios en Educación provocan estas nuevas memorias electrónicas

La posibilidad de poder contar con discos duros online desde cualquier lugar con un dispositivo móvil como un móvil o una tablet genera una serie de transformaciones que rompen con los paradigmas tradicionales que justificaban una fórmula tradicional de aprendizaje basada en la capacidad del ser humano de almacenar información de tipo teórico hasta incluso procedimental.

Es que efectivamente cuando los primeros pensadores, padres de las actuales teorías del aprendizaje tuvieron que comprender que pasaba en el ser humano cuando aprendía, su concepto de aprendizaje estaba directamente ligado a la capacidad del ser humano de almacenar información fresca, pero jamás pensaron el que el ser humano podría contar con un dispositivo en la palma de su mano con la enciclopedia más grande la de historia de la humanidad.

Ya desde pequeños nos cuestionábamos el hecho de por qué aprender a sumar o multiplicar si ya existían máquinas como las calculadoras que hacían el procedimiento por nosotros. Las preguntas típicas que explican el proceso educativo como Saber qué, cómo y para qué, debemos añadir una nueva: saber dónde. La clave también estará en la necesidad de crear conexiones, sin estás el conocimiento no tiene fluidez.

Algunos tipos de memorias auxiliares

Hemos pasado por diversas formas de almacenamiento de archivos, que van desde el disco duro de un PC, el antaño disquet, el cd, el pendrive, e incluso los correos electrónicos se transformaron en un momento en pequeñas aproximaciones a lo que entendemos ahora por discos duros virtuales. Sin embargo, hoy en día contamos con una multitud de formas de almacenamiento en la red que nos permiten guardar de manera privada o pública nuestro documentos o archivos multimedia en la red. Lo interesante de este proceso es que el desarrollo de nuevos dispositivos móviles no nos amarran a estar frente a la pantalla de un PC convencional para acceder a esos archivos, sino que también podemos acceder desde cualquier dispositivo en movimiento, los cuales ya cuentas con aplicaciones simples y muy funcionales para acceder a estos en cualquier lugar. Ante esta posibilidad podemos recomendar como discos duros virtuales gratuitos con gran capacidad de almacenamiento:

Skydrive: El disco duro virtual de Microsoft derivado de su próximamente extinto correo Hotmail, es una de las primeras experiencia de este tipo, que ofrece a sus usuarios un espacio gratuito de 7 gb.

Google Drive: Este disco duro virtual surgido de su versión de procesamiento de archivos online llamado Google Docs, es uno de los productos estrellas de Google.

Dropbox: También como una de las primeras experiencias ofrece 2 gb de memoria gratuita para sus usuarios.

Estos 3 discos duros virtuales se caracterizan a su vez por tener software y aplicaciones que permiten la sincronización de archivos en distintos dispositivos. Por otra parte, la gestión de estos también se puede gestionar de manera online, permitiendo la movilidad de archivos en distintas carpetas, su modificación y hasta incluso eliminación.

Written by cadiz-virtual